Uniformes de Trabajo

Cómo elegir los materiales más adecuados para ropa laboral

02 de

julio

de 2020

La ropa laboral o los uniformes de trabajo engloban todas aquellas indumentarias que necesita un empleado para poder realizar eficazmente su trabajo. No es un tema secundario ni banal, por lo tanto, no se debe caer en el error de no prestarle la importancia que requiere. De la elección de los uniformes de trabajo con el diseño y los materiales adecuados va a depender la seguridad, comodidad, eficacia y eficiencia de los empleados.

A continuación, vamos a ofrecer las claves para acertar a la hora de elegir los uniformes laborales y tejidos más adecuados para cada puesto de trabajo.

  

La importancia de conocer las necesidades y riesgos de tus empleados

En el mercado podemos encontrar un gran variedad de uniformes de trabajo, así como muy distintos materiales de ropa laboral, estando algunos de ellos especialmente diseñados para ofrecer la protección adecuada: calzados de seguridad, ropa de protección integral, guantes.

Las opciones son tan numerosas y variadas que se hace imprescindible tener un conocimiento exhaustivo de la necesidades y riesgos de cada uno de nuestros trabajadores con el fin de dotarlos del uniforme más adecuado y seguro cumpliendo, cuando sea necesario, con la normativa de Riesgos Laborales vigente.

Aspectos a tener en cuenta para elegir un uniforme o ropa de trabajo

Estos son los principales factores a considerar y  analizar antes de elegir el uniforme y la ropa de trabajo de tus empleados:

 

Análisis de las condiciones de trabajo

En este apartado entran en juego aspectos tan diversos como: profesión o puesto laboral, área de trabajo, horarios, localización del lugar de trabajo, ubicación donde los empleados se colocan para realizar sus tareas, espacios de trabajo, condiciones de luminosidad, temperatura habitual o si ésta es variable, etc.

Evaluación del riesgo de los trabajadores

Otro de los aspectos fundamentales es analizar el nivel de riesgo al que se encuentra expuesto cada empleado, ya sea durante toda su jornada laboral o parte de la misma. En este tema, las cuestiones sobre las que deberíamos prestar mayor interés son:

  • El empleado trabaja con vehículos, herramientas o maquinaria que puede provocar atropellos u otros accidentes.
  • Durante el trabajo se manipulan productos químicos, tóxicos u otras sustancias peligrosas.
  • Existen riesgo de sufrir accidentes por mala visibilidad del trabajador.
  • El entorno hace posible la caída accidental de material pesado sobre el trabajador.

Nivel de protección necesario

A partir del análisis de los elementos anteriores: entorno, condiciones de trabajo y exposición al riesgo de cada empleado, ya es posible determinar el nivel de protección necesario en la ropa de trabajo: chalecos reflectantes, material de protección contra el frío o el calor, uniformes con material fluorescente, entre otros.

 

Características y normativa general de la ropa de protección

Cuando el empleado está expuesto a determinados riesgos durante el ejercicio de sus funciones, la normativa laboral establece que la empresa debe facilitarle ropa de protección adecuada, la cual tienen la consideración de EPI (Equipo de Protección Individual).

 

La norma UNE-EN ISO 13668:2013

La ropa de protección tiene una función principal y muy importante: proteger a la persona que la usa de uno o más riesgos relacionados con su actividad. Dicha ropa de engloba en la  categoría EPI y está regulada por la norma general UNE-EN ISO 13668:2013, la cual define cuáles son los requisitos básicos que  debe cumplir la ropa de protección a nivel de salud y ergonomía, como por ejemplo:

  • Toda la ropa de seguridad debe estar homologada y marcada con las siglas CE.
  • Los materiales de esta ropa deben ser inocuos, es decir, no deben afectar negativamente a  la salud o higiene del usuario. Esto significa que no pueden liberar ni degradarse en sustancias potencialmente tóxicas, cancerígenas etc.
  • El diseño debe ser confortable y fácil de colocar y quitar.
  • En función del tipo de protección para la que se ha diseñados, dicha ropa debe cumplir con otras normativas más específicas.

 666.png

5 aspectos a tener en cuenta al elegir la indumentaria de trabajo

Se trate de un EPI regulado por normativa o, simplemente, de ropa de trabajo, al elegir indumentaria debemos tener muy en cuenta lo siguiente aspectos:

  1. La ropa debe aportar seguridad y protección al trabajador frente a cualquier incidencia: posibles golpes, caídas, derrames accidentales, etc.
  2. Deber ser cómoda y garantizar la libertad de movimientos del trabajador. En este sentido, es muy importante que la talla se corresponda con la de cada empleado.
  3. Debe permitir una óptima visibilidad del trabajador en cualquier circunstancia, incluyendo circunstancia de deficiente iluminación.
  4. La ropa tiene que estar siempre en perfectas condiciones tanto de funcionalidad como estéticas, por lo que debe ser renovada en cuanto presente síntomas de deterioro o uso excesivo.
  5. Es muy importante que la ropa esté fabricada en los tejidos y materiales adecuados para evitar roturas o cortes, que sean transpirables etc. A continuación, pasamos a desarrollar este punto.

 

 

Elegir los materiales adecuados: un cuestión básica

Tejidos resistentes

Es muy importante que los uniformes y la ropa de trabajo en general se fabriquen en un material resistente para evitar roturas y golpes y garantizar una durabilidad que sea suficiente.

Algunos de los materiales más utilizados con estas características son la gabardina, que es un mezcla de algodón, lana o fibra sintética que se destaca por su gran resistencia e impermeabilidad o la popelina, que es una tela delgada delgado pero de tacto rígido muy usada en la confección de camisas de trabajo y batas.

 

Tejidos transpirables

Además de resistente, la ropa de trabajo debe ser muy transpirable para garantizar la comodidad e higiene correcta del empleado. El algodón es un material idóneo, ya que su consistencia porosa permite absorber la transpiración y liberarla muy rápidamente. El lino también es muy transpirable, además de liviano y duradero.

777.png

 

Materiales duraderos

Debemos asegurarnos de que la ropa esté fabricada en tejidos que no se desgasten fácilmente por el uso o fricción. Muchos tipos de poliéster cumplen perfectamente este requisito, ya que destacan por su firmeza y durabilidad.

 

Costuras, remaches y cierres fuertes y seguros

Detalles como la costuras, los botones y remaches son importantes para dotar al uniforme de un buen acabado y evitar que se descosan o desenganchen, lo que puede ofrecer una mala imagen e, incluso, provocar problemas de seguridad en el trabajo.

 

En Motiva CEE contamos con un amplio catálogo de ropa laboral y nos adaptamos a cualquier necesidad que tengan nuestros clientes. Todas nuestras prendas pasan por diversos ensayos para la obtención de las certificaciones de AITEX y cumplen con las normativas de protección y seguridad.

Si necesitas más información sobre las normativas de prevención y protección laboral en lo que a uniformidad laboral se refiere para tu empresa ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

 

MOTIVA CEE - Body - Post 700x250.png