Equipos de Protección Individual

Cómo elegir los zapatos de seguridad perfectos para tu empresa

23 de

septiembre

de 2020

La protección de los empleados es uno de los factores más importantes en cualquier entorno laboral. Y no solo porque la normativa obliga a tomar las medidas preventivas adecuadas en cuanto a prevención y seguridad laboral, con el consiguiente riesgo para el empresario de ser sancionado con penalizaciones, que pueden llegar a ser muy duras, en caso de incumplimiento. En realidad, hay mucha más en juego que una multa. Tomarse en serio la seguridad laboral evita enfermedades laborales, accidentes y, en ocasiones, hasta vidas humanas. Además, un contexto seguro contribuye a crear un clima laboral positivo que propicie el buen ambiente y el aumento de la productividad. En definitiva, con la seguridad laboral todos salimos ganando.

 

Dentro del amplio espectro de la prevención de riesgos, contar con una ropa laboral cómoda y segura es totalmente imprescindible. En este post, nos vamos a centrar en un aspecto concreto y especialmente de la indumentaria de trabajo: el calzado de seguridad.

 

 

¿Qué es el calzado de seguridad y qué tipos existen?

 

De un modo genérico, el calzado de seguridad es un equipo de trabajo destinado a ofrecer protección para los pies durante la realización de una actividad laboral, o bien mientras el empleado (y a veces un visitante) se encuentre en un área de trabajo determinada, con un riesgo potencial.

En la práctica, las casuísticas y tipos de riesgos son muchos y las posibilidades de sufrir un accidente muy variadas. Por ese motivo, la normativa de seguridad en España determina una clasificación de los zapatos de seguridad en 8 tipos o categorías distintos, en función de su diseño, materiales usados en su fabricación y nivel de protección que ofrezcan.

Veamos ahora las principales características de cada categoría, de acuerdo con la siguiente clasificación cuyo funcionamiento es el siguiente: se comienza con un calzado de seguridad base (calzado SB) y de forma progresiva se van añadiendo más elementos de seguridad hasta llegar a la máxima protección en la última categoría (calzado S5).

 

Categoría SB de zapato laboral

 

  • Calzado de seguridad integral que cubre la zona de los dedos con una puntera de seguridad.
  • Protege contra impactos de unos 200 julios como máximo y resiste 15kN, lo que significa que en la práctica es capaz de proteger la punta del pie si se queda atrapado por un objeto bastante pesado.

 

Categoría SBP de zapato de trabajo

 

  • Al nivel de protección anterior se le añade una resistencia adicional frente a una posible perforación de la puntera.

 

Categoría S1 de calzado de seguridad

 

  • Es un tipo de calzado de seguridad resistente al plegado y la corrosión, además de proteger frente a los hidrocarburos y tener propiedades antiestáticas. 
  • Incorpora una suela antiperforación que absorbe la energía cuando nos golpeamos el talón, evitando o minimizando lesiones en esa área del pie.
  • Se caracteriza por tener la zona del tacón cerrada.
  • Está especialmente recomendado para electricistas, mecánicos y artesanos, entre otras profesiones.

 

Categoría S1P de calzado laboral

 

  • Además de todas las características de la categoría anterior (S1), este calzado presenta una resistencia a la perforación en toda la planta del pie.
  • Está muy indicado para entornos en que es fácil recibir golpes o sufrir caídas del objeto sobre el pie, como un taller de coches.

 

Categoría S2 de zapato de seguridad

 

  • Además de todos los elementos de protección anteriores, este calzado es resistente a la penetración y a la absorción del agua.
  • En ocasiones son de caña alta, por lo que se les conoce como botas de trabajo.
  • Es ideal para trabajar en ambientes húmedos.

 

 zapato de seguridad motiva

 

Categoría S3 de calzado de trabajo

 

  • Gran resistencia a la perforación, ya que cuenta con una plantilla de seguridad capaz de resistir una fuerza equivalente 110 kg.
  • Resistente a la corrosión si lleva incorporada una plantilla de seguridad metálica.
  • Suela con relieve para evitar caídas.
  • Es un zapato ideal para muchos sectores, entre ellos la construcción, la industria, la agricultura y la minería.

     

Categoría S4 de calzado de seguridad

 

  • Calzado de gran protección al estar generalmente fabricado en goma o material PVC, los que le proporciona más resistencia, propiedades antiestáticas y una mayor absorción de energía en el talón.
  • La zona de apoyo se encuentra cerrada.
  • Calzado ideal para trabajar en ambientes líquidos.

 

 Categoría S5 de calzado laboral

 

  • Es el tipo de calzado que aporta mayor protección de todos, ya que a todas las características anteriores hay que sumarle una mayor resistencia y suelas con resaltes.
  • Se usan en ambientes líquidos y con un nivel alto de riesgo.

 

 

Cómo elegir el calzado más adecuado: la importancia de la evaluación de riesgos

El calzado de seguridad es un EPI o Equipo de Protección Individual y, por lo tanto, debe ser usado con el objetivo principal de ofrecer una protección individualizada al empleado cuando los medios de protección y procedimientos de organización más generales o colectivos del entorno de trabajo no sean suficientes. 

En la clasificación anteriormente citada, ya hemos asociado los tipos de calzado a sectores laborales concretos, en función de sus características. De cualquier modo la elección adecuada para cada empleado solo es posible si previamente se realiza una evaluación de riesgos de cada puesto de trabajo en concreto.

El análisis de riesgos no puede realizarse de un modo general, basándonos en criterios preestablecidos, sino que debe ser realizado por un profesional especializado en riesgos laborales, tras una análisis e inspección in situ del puesto y tomando como base datos concretos y lo más cuantitativos posible.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la seguridad no está reñida con la comodidad en el calzado y la ropa de trabajo en general de los empleados. Es más, ambas características pueden (y deben complementarse). Un empleado que trabaja cómodo y puede realizar sus funciones con soltura, tiene menos posibilidades de sufrir un accidente o percance. En Motiva CEE, tenemos la experiencia y conocimientos necesarios para diseñar ropa de trabajo que combine comodidad, diseño y seguridad.