Uniformes de Trabajo

Todo lo que necesitas saber para cumplir la normativa de seguridad laboral en tu empresa

01 de

septiembre

de 2020

La normativa de seguridad laboral y la normativa de riesgos laborales son dos pilares básicos sobre los que se sustenta una gran parte de la relación entre los empleados y el empresario, siendo un eje fundamental para garantizar un trabajo digno y seguro, donde se cumplan las normas de higiene y bienestar necesarios para lograr en cada puesto de trabajo un clima laboral idóneo, positivo y productivo.

 

 

¿Qué es la normativa de seguridad laboral y por qué es tan importante su cumplimiento?

 

En España, la normativa de seguridad y salud en el trabajo se fundamenta en la Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales (PRL), la cual actúa como marco general que puede complementarse con otras normas de carácter  legal o técnico y por los acuerdos establecidos en los distintos convenios colectivos.

 

La Ley de PRL traslada a la figura del empresario o empleador la responsabilidad de proteger eficazmente a sus empleados, proporcionándoles los medios necesarios para protegerse a nivel colectivo (medidas de vigilancia, sistemas de emergencia, control de la salud, etc.) como individuales (a través de los denominados Equipos de Protección Individual – EPIs- ).

 

Por otro lado, dicha Ley otorga una gran importancia a aspectos como los planes de prevención, la evaluación de riesgos de cada puesto de trabajo en concreto o la participación de los trabajadores, potenciando la labor, funciones y responsabilidades de los delegados de prevención. Todas estas acciones deben tener un objetivo general y primordial muy claro: garantizar el derecho de los trabajadores a contar con una protección eficaz en materia de seguridad laboral y a ser debidamente informados de los riesgos inherentes a sus puestos de trabajo y sobre la forma de prevenirlos y protegerse.

 MOTIVA CEE cascos protección uniformes personalizados

 

5 motivos por los que debemos cumplir la normativa de salud laboral

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales ha de ser tenida muy en cuenta en cualquier empresa tanto en el momento de su constitución como en las acciones posteriores: elección de espacios, determinación de las medidas de protección, selección de EPIs, definición de protocolos de actuación ante emergencia y accidentes, etc. Es fundamental que el tema de la prevención esté muy presente en el día a día de empresarios y empleados, los cuales deben encontrarse muy seriamente comprometidos con su cumplimiento. Solo de esta forma será posible garantizar la seguridad en el entorno laboral.

La promoción de la seguridad laboral y la prevención de accidentes ya son motivos más que suficientes para para que todas las empresas se tomen muy en serio la seguridad laboral, pero es que además el cumplimento escrupuloso de esta normativa produce otra serie de ventajas y beneficios. Veamos los principales:

  1. Se elimina o reduce los accidentes y siniestros laborales y sus consecuencias.
  2. Se mejora el clima laboral, aumentando el bienestar y la motivación de los empleados.
  3. Se mejora la imagen global de la empresa, tanto a nivel interno (de los propios empleados) como externa (con socios, proveedores y clientes).
  4. Se consiguen mejores resultados empresariales a nivel de productividad y rentabilidad
  5. Se evitan sanciones por incumplimiento de la Ley.

 

Sanciones y multas por incumplimiento de las normas de seguridad laboral

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales no puede ser más clara al respecto: las empresas son las primeras responsables en garantizar un entorno seguro de trabajo. Esto significa que, si no se cumplen las medidas adecuadas, los empresarios se arriesgan a sanciones y fuertes multas, que pueden ser muy importantes en función de la gravedad de la infracción.

Aunque el trabajador puede tener una responsabilidad civil en caso de no observar las medidas de seguridad adecuadas o conducta imprudente finalmente el empresario el que finalmente debe responder por los daños o lesiones que se hayan podido producir.

 

 

Tipos de infracciones que se pueden cometer y posibles sanciones que evitar

Las infracciones en las medidas de seguridad establecidas por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales se clasifican en tres grupos:

  •         Faltas leves o administrativas. En esta categoría se engloban aquellos incumplimientos de algunas normas o reglas que no puedan conllevar consecuencias graves de salud para los empleados, como por ejemplo la falta de higiene adecuada o no comunicar adecuadamente los accidentes ocurridos.
  •         Faltas graves. En este grupo se incluye el incumplimiento del derecho a la información por parte de los trabajadores sobre seguridad y prevención de accidentes o la ausencia de evaluaciones o reconocimientos médicos.
  •         Faltas muy graves. Aquí entraría la falta de protección de los trabajadores en funciones o puestos potencialmente peligrosos, o el incumplimiento de medidas de protección para colectivos vulnerables, como mujeres embarazadas o menores.

La multa puede ser desde 40 € por una falta leve de grado mínimo a 820.000 € por una falta muy grave de nivel máximo.

 MOTIVA CEE guantes seguridad uniformes personalizados

 

Cómo cumplir la Normativa de Seguridad Laboral en mi empresa

Para cumplir con normativa básica en materia de seguridad y salud en primer lugar es imprescindible conocer tanto la normativa básica como las que atañen a cada sector laboral o profesión, siendo necesario en ocasiones contratar el asesoramiento de consultoras especializada que nos ayuden en la planificación de los planes de prevención, evaluación de riesgos, formación de los empleados etc.

 

Las 7 acciones imprescindibles para poder cumplir con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales

  1.     Definir la estrategia e implantar un modelo adecuado de organización preventiva en la empresa. En empresas con menos de 6 trabajadores estas labores las puede asumir el propio empresario, pero si el número de empleados es mayor puede ser necesario la constitución de un servicio propio.
  2.     Trazar un plan específico de Prevención de Riesgos Laborales. Este debe incluir obligatoriamente: el modelo de organización preventiva de la empresa, los nombres de los responsables designados, los recursos económicos y formativos, los procesos de implantación y la articulación de los mecanismos de formación y consulta a los trabajadores.
  3.     Evaluación de riesgos.  Se debe elaborar un informe exhaustivo y detallado que incluya una evaluación de la situación inicial, que debe ser actualizada cada vez que cambien las condiciones de trabajo
  4.     Planificación de la actividad preventiva. Establecimiento de un plan completo y detallado con acciones de prevención concretas para eliminar o reducir los posibles riesgos detectados. Por otro lado, es preciso desarrollar planes de evacuación ante situaciones de emergencias. Y también es muy importante prestar especial atención a aquellos trabajadores que, por algún motivo, sean considerados colectivos de riesgo. Se deben establecer plazos y definir métodos de seguimiento de las actividades preventivas.
  5.     Establecer un plan estratégico de formación, información, participación y consulta de los trabajadores. El empresario está obligado a planificar y ejecutar procedimientos de información y formaciones de todos los trabajadores en cuestiones básicas como actuación ante emergencias puntuales y utilización correcta de EPIs.
  6.     Vigilancia de la salud. Es también obligación del empresario ofrecer reconocimientos de salud periódicos a sus trabajadores.
  7.     Documentar las actividades preventivas. Es muy importante dejar siempre constancia escrita de toda la actividad relativa a la gestión de la prevención de la empresa

 

Motiva CEE puede ayudarte a cumplir con la normativa de riesgos laborales, puesto que proporcionamos uniformes y ropa de trabajo tanto convencionales y de seguridad para toda clase de empleados y empresas. Cuidamos el más mínimo detalle para que los uniformes de sus empleados, además de seguridad, aporten un plus de distinción y ayude a crear una excelente imagen corporativa de tu empresa.