Equipos de Protección Individual

Ropa de trabajo antibacteriana. Descubre todas sus ventajas

09 de

septiembre

de 2020

La ropa en general, y especialmente los uniformes profesionales o de trabajo, pueden ser un canal ideal para portar microorganismos y facilitar su crecimiento y propagación. 

Aunque muchas de estas  bacterias son inofensivas para las personas, e incluso pueden llegar a ser beneficiosas, algunos de estos microorganismos pueden causar mal olor, provocar reacciones alérgicas y, en los casos más graves, favorecer el contagio de enfermedades, algunas de ellas graves. 

Con el fin de lograr la máxima protección y seguridad en el ámbito laboral, cada vez está más demandada la ropa de trabajo fabricada con tejidos antibacterianos y antimicrobianos.

 

 

¿Qué es la ropa antibacteriana y qué tejidos usa?

 

La ropa antibacteriana está especialmente diseñada y fabricada de forma que sea capaz de inhibir el crecimiento de aquellas bacterias que pueden ser perjudiciales para nuestro organismo. Se trata, por lo tanto, de un paso muy importante para mejorar la seguridad de los uniformes de trabajo, especialmente de aquellos sectores más expuestos o donde es más necesario extremar las medidas higiénicas, como son el ámbito sanitario o el de la restauración.

Esta protección contra las bacterias o microorganismos se puede lograr de dos maneras:

 

  • Con el uso de tejidos especiales que eliminan o repelen bacterias y virus.
  • Añadiendo algún aditivo antimicrobiano durante el proceso de fabricación de la fibra. Estos productos se caracterizan por ser bacteriostáticos, es decir, pueden inhibir el crecimiento de las bacterias.

 

Los tejidos de las prendas antibacterianas suelen basarse en tecnologías de nanopartículas de plata, un potente agente antimicrobiano con una altísima capacidad para eliminar todo tipo de gérmenes, ya sean bacterias, hongos o virus. Por su parte, los aditivos se aplican durante la tintura, el   acabado de los tejidos o el curtido de cuero o pieles.

 

MOTIVA CEE - Body - Post 700x250 (4).png

 

 

Ventajas de la ropa antibacteriana y antimicrobiana

 

La ropa antibacteriana y antimicrobiana permite dar respuesta a unos clientes cada vez más exigentes y con unas expectativas muy altas en cuanto a seguridad, y también durabilidad y calidad de las prendas.

 

En la actualidad, el sector de los uniformes especializados necesita hacer un gran esfuerzo para cubrir la normativa y las necesidades de los empleados. En este sentido, los últimos avances en ropa antibacteriana están enfocados en la fabricación y en el perfeccionamiento de productos de gran nivel, los cuales logran conjugar la ropa de alta calidad con la comodidad, el diseño atractivo, la máxima higiene y la seguridad.

 

Los principales beneficios de esta ropa fabricada para actuar de barrera contra la acción nociva de bacterias y microorganismos son los siguientes:  

 

  • La principal ventaja es que esos tejidos evitan la proliferación de bacterias y microorganismos que pueden provocar mal olor y diversas enfermedades.
  • Actúa de barrera contra los microorganismos presentes en la ropa aumentando su resistencia.
  • No eliminan ni dañan las bacterias que sí son necesarias o beneficiosas para nuestro organismo.
  • Su acción es duradera, por lo que sus efectos no se resienten al paso del tiempo, el uso frecuente o los lavados.
  • No presentan efectos adversos para los usuarios.
  • Cumplen con las normativas medioambientales.
  • Hoy en día, tanto los textiles como los tratamientos antimicrobianos no tienen por qué encarecer excesivamente el producto, por lo tanto, se trata de una clase de ropa de trabajo asequible y rentable.
  • La ropa fabricada con tejidos y tratamientos antimicrobianos es más resistente a las manchas y la degradación.
  • Es una ropa versátil, que puede usarse en varios sectores profesionales: sanitarios, hostelería, comercios, etc.

 

 

Motiva CEE apuesta por los uniformes de trabajo antibacterianos

 

En Motiva CEE estamos siempre en primera línea y aplicamos las últimas técnicas con el objetivo de conseguir la ropa de trabajo más segura, cómoda y duradera. Siguiendo esta línea de trabajo, incorporamos en nuestros uniformes, sobre todo los del sector sanitario, tejidos y técnicas con una contrastada efectividad contra bacterias y microorganismos.

Nuestra principal preocupación son las prendas del sector sanitario, ya que por razones obvias deben estar diseñadas y fabricadas en función de unas directrices y normas muy estrictas para eliminar posibles bacterias y virus, así como cumplir estrictamente con una serie de normas de lavado y mantenimiento.

Para los uniformes sanitarios disponemos de diversas colecciones de prendas fabricadas en algodón y microfibras que además de proteger contra los microorganismos son muy cómodas, ergonómicas y, además, tienen propiedades antimanchas, antiarrugas y antiolores.

Siempre utilizamos marcas registradas de contrastada calidad y eficacia, como SANITIZED o AEROSILVER, tanto en los tejidos utilizados, ya sea a través de la hilatura del propio tejido o durante un tratamiento posterior a la fabricación.

Por otro lado, nuestras mascarillas, un elemento fundamental en la actual emergencia sanitaria, están fabricadas en 5 capas de tejido sin tejer (TNT), con el fin de potenciar al máximo su acción de barrera contra virus y bacterias.

 MOTIVA CEE - Body - Post 700x250t.png

 

Ropa de seguridad contra el Covid-19

 

La complicada lucha para protegernos del COVID-19 concierne también a la ropa de trabajo y actualmente se están desarrollando nuevos tejidos que combinan tecnologías de nanopartículas de plata y de liposomas con el objetivo de repeler al coronavirus.

 

Un ejemplo es el  antimicrobiano NOB166®, con capacidad para impedir que el coronavirus se desarrolle en superficies textiles y que tiene el valor añadido de la alta duración de su  capacidad protectora: hasta siete días.

 

Se trata de un producto que puede ser muy útil para aplicarse en sectores muy sensibles como la sanidad o la hostelería, pero que también puede usarse en otros sectores y hasta en el ámbito doméstico

 

La eficacia de este agente antimicrobiano reside en que su capacidad para atacar directamente el material genético del virus (ARN), impidiendo de esta forma el transporte de la cadena de electrones y, por consiguiente, la formación de la cadena protectora del virus. También inhibe la síntesis de proteína y anula la creación del ADN, lo que en la práctica implica la desactivación del virus y que este pueda replicarse.

 

El NOB166® no es solo útil para prevenir el coronavirus, ya que evita también el depósito y crecimiento de otros agentes patógenos en cualquier tipo de textil, como por ejemplo: Escherichiacoli, Legionella sp, Preudomonas, Salmonella, Listeria monocytogenes, Staphylococcus aurens, Aspergillus niger, Trichophyton mentagrophytes, Campylobacter jejuni, Herpes simplex, Norovirus, Rhinovirus o Gripe Aviar

 En Motiva CEE estamos especializados en la fabricación de prendas personalizadas adaptadas a las necesidades de cada empresa. Si quieres saber más sobre nosotros contáctanos y te ayudaremos.